La privacidad: el primer paso para estar seguros

El respeto no es una opción

Hay gente que utiliza las redes sociales para hacer y decir cosas que nunca dirían en persona y a la cara con el fin de hacer daño a otras personas, ¿pero sabes qué? Tú no deberías ser así.

Si eres una buena persona en tu vida real, deberías ser una buena persona también en tus redes. Hablar con respeto, no insultar, no incitar al odio, etc.

La libertad de expresión es un derecho fundamental que se extiende a las redes; eso es verdad, pero debes ser responsable a la hora de exponer tus opiniones. Piensa cómo tus palabras pueden afectar a otras personas y a sus derechos antes de decirlas.

Da igual si otros ALZAN EL TONO DE VOZ o faltan al respeto en las redes. Responde en un tono adecuado, sin dejar de decir lo que quieres decir, pero sin insultar ni ofender. Piensa que si te expresas de forma agresiva o hiriente estás restando credibilidad a tu discurso.

No te sumes a los abusones de las redes. Si detectas un comportamiento de odio en tus entornos sociales intenta minimizarlos o aléjate. Definitivamente esa gente no es una buena compañía. Por el contrario, intenta siempre que puedas apoyar a quien consideres que está siendo víctima de un trato injusto.

El linchamiento digital contra alguien es una forma muy grave de violencia y los insultos y las mentiras en las redes pueden tener consecuencias legales. Si la víctima eres tú no dudes en decírselo a tus padres para que lo denuncien a la policía. En contra de lo que mucha gente cree, se puede luchar contra el ciberbullying.

Respeta a todo el mundo, aunque no sean o piensen como tú. Hay mucho que aprender de otras formas de pensar, siempre y cuando sean respetuosas.