FAKE NEWS. La información es poder… si es correcta.

-

El 83,6% de los adolescentes utilizáis el móvil habitualmente. Lo usáis sobre todo para escuchar música, navegar por internet, relacionarnos con otras personas, jugar a videojuegos online y para buscar información.

Internet está repleto de noticias, pero no siempre son de calidad. Las “fake news” o noticias falsas son cada vez más frecuentes en nuestra vida. Se trata de noticias falsas que aparentan ser ciertas con algún objetivo que no es precisamente el de informar.

Cualquiera puede escribir cualquier cosa y subirla a internet, pero el hecho que de que esté en la red no significa que sea una información cierta. El 42% de los adultos son incapaces de diferenciar información falsa de la verdadera, así que es normal que los más jóvenes tengáis dificultades para diferenciar lo que es verdad de lo que no lo es.

Bulos ha habido siempre, pero el uso masivo de las las redes sociales ha favorecido que las noticias falsas se extiendan como la espuma y que sean cada vez más difíciles de controlar.

Pero, ¿qué puedes hacer para que no te engañen con noticias falsas en Internet? Es muy importante que apliques el espíritu crítico a la hora de consumir contenido en la red. Cada vez que veas una información plantéate si es coherente y razonable o si, por el contrario, te parece sospechosa. Duda de los titulares sensacionalistas y exagerados. Normalmente lo único que buscan es que hagas click para entrar en una web determinada porque estas páginas cobran por cada usuario que las visita.

Puedes encontrarte noticias falsas sobre cualquier tema: social, político, económico, cultural… Es importante que leas las noticia de principio a fin. Leyendo el cuerpo de texto completo es más fácil darse cuenta de si la información es o no verdadera. Fíjate en quién es el autor de la noticia, cuáles son las fuentes, si la redacción es correcta o tiene errores, etc.

Por último utiliza Google para contrastar la noticia. Preguntándolo en el buscador podrás tener una mayor visión en relación a cualquier tema.  Si localizas varias entradas hablando del mismo tema hay más posibilidades de que sea cierto. Si aún así sigues teniendo dudas, pregúntale a algún adulto. Seguramente ellos puedan ayudarte a identificar si la noticia que tienes delante es verdadera o no.

Tienes que saber que, si te llega una noticia por redes sociales y no estás seguro de la veracidad de una noticia es mejor que no la compartas. Su difusión podría tener consecuencias graves para ti y no vale la pena.