Ante lo desconocido, ¡precaución!

Conceptos básicos y buenas prácticas en Redes Sociales

Las redes sociales son un entorno fantástico para relacionarte con tus amigos y tu familia, pero cuando entran desconocidos en juego la cosa puede complicarse. Por eso te recomendamos tener mucho cuidado.

Aceptar perfiles de desconocidos aumenta sustancialmente el riesgo de sufrir ciberataques o ciberacoso. Aunque estén lejos físicamente estas personas pueden ir ganándose tu confianza, aumentando así su capacidad para hacerte daño. Algo tan inofensivo aparentemente como un archivo adjunto en una conversación cotidiana puede contener un virus que les permita atacar tu dispositivo y la información que contiene.

Si un número desconocido te abre una conversación en Instagram o WhatsApp, por ejemplo, no lo aceptes. Aunque te pique la curiosidad por ver quién es. Puede parecer inofensivo, pero lo más seguro es que detrás de ese texto haya alguien que no conoces y que podría tener malas intenciones.

Por la misma razón deberías evitar jugar a challenge como el de “Vecino de número”,  por ejemplo, que consiste en escribir un mensaje de WhatsApp a los números de teléfono terminados en un número más o menos que el tuyo. Al fin y al cabo al otro lado del teléfono vuelve a haber un desconocido y es mejor evitarlo.

En otras ocasiones, el riesgo no está en las personas, sino en el contenido desconocido. Si alguien de tu lista de contactos te envía un link o archivo que a priori no parece tener mucho sentido, pregúntale antes de abrirlo. Detrás podría haber un hacker esperando a que hagas clic para atacar tu móvil.

Recuerda que los links fraudulentos pueden llegarte también por SMS, correos electrónicos y redes sociales. No te agobies demasiado. Basta con que pongas un poco de atención y espíritu crítico al recibirlos para no abrirlos sin pensar.